El Evangelio

Evangelio según San Lucas 9,51-62.
Cuando estaba por cumplirse el tiempo de su elevación al cielo, Jesús se encaminó decididamente hacia Jerusalén
y envió mensajeros delante de él. Ellos partieron y entraron en un pueblo de Samaría para prepararle alojamiento.
Pero no lo recibieron porque se dirigía a Jerusalén.
Cuando sus discípulos Santiago y Juan vieron esto, le dijeron: "Señor, ¿quieres que mandemos caer fuego del cielo para consumirlos?".
Pero él se dio vuelta y los reprendió.
Y se fueron a otro pueblo.
Mientras iban caminando, alguien le dijo a Jesús: "¡Te seguiré adonde vayas!".
Jesús le respondió: "Los zorros tienen sus cuevas y las aves del cielo sus nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza".
Y dijo a otro: "Sígueme". El respondió: "Permíteme que vaya primero a enterrar a mi padre".
Pero Jesús le respondió: "Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú ve a anunciar el Reino de Dios".
Otro le dijo: "Te seguiré, Señor, pero permíteme antes despedirme de los míos".
Jesús le respondió: "El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios".

sábado, 29 de diciembre de 2012

Oración de fin y principio del año

Al terminar este año quiero darte gracias por todo aquello que recibí de TI Señor, Dios, dueño del tiempo y de la eternidad, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro. Al terminar este año quiero darte gracias por todo aquello que recibí de TI. Gracias por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol, por la alegría y el dolor, por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser. Te ofrezco cuanto hice en este año, el trabajo que pude realizar y las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir. Te presento a las personas que a lo largo de estos meses amé, las amistades nuevas y los antiguos amores, los más cercanos a mí y los que estén más lejos, los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar, con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría. Pero también, Señor hoy quiero pedirte perdón, perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado. Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho, y perdón por vivir sin entusiasmo. También por la oración que poco a poco fui aplazando y que hasta ahora vengo a presentarte. Por todos mis olvidos, descuidos y silencios nuevamente te pido perdón. En los próximos días iniciaremos un nuevo año y detengo mi vida ante el nuevo calendario aún sin estrenar y te presento estos días que sólo TÚ sabes si llegaré a vivirlos. Hoy te pido para mí y los míos la paz y la alegría, la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría. Quiero vivir cada día con optimismo y bondad llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz. Cierra Tú mis oídos a toda falsedad y mis labios a palabras mentirosas, egoístas, mordaces o hirientes. Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno que mi espíritu se llene sólo de bendiciones y las derrame a mi paso. Cólmame de bondad y de alegría para que, cuantos conviven conmigo o se acerquen a mí encuentren en mi vida un poquito de TI. Danos un año feliz y enséñanos a repartir felicidad. Amén
Autor: . | Fuente: catholic.net

sábado, 8 de diciembre de 2012

viernes, 19 de octubre de 2012

DANIEL POLI EN CONCIERTO - EL DIOS DE LA VIDA.wmv

XV Encuentro de Formación Católica de Buenos Aires

XV Encuentro de Formación Católica de Buenos Aires -EN ADHESIÓN al AÑO DE LA FE- TRADICIÓN Y ESPIRITUALIDAD CATÓLICA 16, 17, 18 y 19 de Noviembre de 2012 Florencio Varela - Buenos Aires "...Sucede hoy con frecuencia que los cristianos se preocupan mucho por las consecuencias sociales, culturales y políticas de su compromiso, al mismo tiempo que siguen considerando la fe como un presupuesto obvio de la vida común. De hecho, este presupuesto no sólo no aparece como tal, sino que incluso con frecuencia es negado. Mientras que en el pasado era posible reconocer un tejido cultural unitario, ampliamente aceptado en su referencia al contenido de la fe y a los valores inspirados por ella, hoy no parece que sea ya así en vastos sectores de la sociedad, a causa de una profunda crisis de fe que afecta a muchas personas. Por la fe, hombres y mujeres de toda edad, cuyo nombre está escrito en el libro de la vida (cf. Ap.7, 9; 13, 8), han confesado a lo largo de los siglos la belleza de seguir al Señor Jesús allí donde se llamaba a dar testimonio de su ser cristianos: en la familia, la profesión, la vida pública y el desempeño de los carismas y ministerios que se les confiaban..." (Carta apostólica "Porta Fidei", S.S. Benedicto XVI) Cronograma: VIERNES 16 (San Roque González de Sta. Cruz) 10.00 Acreditación 11.30 “Predicación misionera y "sentir con la Iglesia" P. Gonzalo Gelonch, IVE 13.00 Almuerzo 15.00 Sto. Rosario de los Dolores 15.30 La espiritualidad de la Belleza y la música sagrada Prof. Víctor Basterretche 17.00 Colación 17.45 *Las mediaciones sacramentarias en San Ignacio de Loyola P. Horacio Bojorge s.j. 19.00 Santa Misa (Rito bizantino greco-melquita) celebrada por S.E.R. Mons. Abdo Arbach 20.30 *La espiritualidad martirial en la Fe de la Iglesia P. Alfredo Sáenz s.j. 21.30. Cena 22.30. Celebración Penitencial - Exposición del Ssmo. Sacramento Noche Santa de Adoración Sábado 17: (Santa Isabel de Hungría) 04.00 Vigilias 07.00 Levantarse-aseo 7.30 Laudes - Reserva del Santísimo - 08.00 Desayuno 09.00 San Alfonso M.de Ligorio: espiritualidad y vida moral S.E.R. Mons. Antonio Baseotto 11.30 Sagrada Escritura: Historicidad y Magisterio P. Miguel Ángel Barriola 13.00 Almuerzo 14.30 Santo Rosario (por el parque) 15.15 La Tradición primordial Dr. Antonio Caponnetto 17.00 Colación 17.30 La predicación del demonio en la tradición católica P. Carlos Mancuso (exorcista) 19.00 Santa Misa (Rito maronita) celebrada por S.E.R. Mons. Charbel Mehr 20.30 La esclavitud mariana de S. Luis María Grignon de Montfort Giorgio Sernani 22.00 Cena con Espectáculo de música medieval y renacentista “LABOR INTUS” /“Occursus”. DOMINGO 18 8.00 Levantarse - Aseo 8.30 Laudes 9.00 Desayuno 10.00 Santo Domingo contemplativo; por eso, predicador Fray Rafael Rossi O.P. 12.00 El recto sentido de la Pobreza en la espiritualidad franciscana Fray José Miguel Padilla 13.30 Asado de Camaradería 16.00 Tradición y Magisterio vivo de la Iglesia S.E.R. Mons. Fernando Áreas Rifán 17.30 Santa Misa (forma extraordinaria rito romano). Colación- 19.30 PANEL: Los ritos orientales y la unidad eclesial (S.E.R.Mons. Abdo Arbach, S.E.R. Mons. Charbel Mehri, Víctor Basterretche) 22.00 Cena - Peña Folklórica Conjunto “Los Colorados” Lunes 19 (Ntra. Sra. de la Divina Providencia) 7.30 Levantarse - Aseo 8 hs. Laudes 8.30 Desayuno 9.30 La Justicia en la tradición de la Cristiandad Dr. Bernardino Montejano 11.00 Santa Misa (rito armenio) celebrada por Rvmo. Mons. Pablo Hakimian 12.15 La tradición benedictina y la espiritualidad occidental Rvdo. Sr. Ricardo Dib 13.30 Almuerzo 15.00 Santa Teresa de Ávila y la tradición carmelitana S.E.R. Mons. Fernando Áreas Rifán 17.00 Espiritualidad del catequista y tradición eclesial Hna. M. Trinidad Garro, M.D. 18.15 Colación de cierre - Entrega de certificados de asistencia. Despedida y regreso. * Formación * Espiritualidad *Eutrapelia * Exposición y venta de Libros -nuevos y usados- e Imágenes Servicio de guardería p/niños. Transporte desde capital federal con previa reserva. Informes e Inscripción: cfsanbernardo@yahoo.com.ar En Bella Vista: La Plata 1721 santiagoapostol_libros@yahoo.com.ar En Tortuguitas: 02320-492119 / 011-156666-1759 Coord. Gral.: Prof. M. Virginia O. de Gristelli / Jorge E.Gristelli Organiza: Círculo de Formación San Bernardo de Claraval Auspicia: Librería y Editorial Santiago Apóstol

jueves, 6 de septiembre de 2012

Amor de Dios

¿Cómo balancear una saludable vida mental con la vida espiritual?

El ser humano es una unidad biopsicoespiritual, cada una de las dimensiones de la persona esta interconectada, influyendo en la otra, lo primero que vemos es lo externo, nuestro cuerpo, con el cual nos reconocemos a nosotros mismos y nos permite relacionarnos con los demás y con nuestro entorno, pero más profundo que esto es nuestra dimensión psicológica, donde se encuentran nuestras emociones, pensamientos, nuestra aproximación a la realidad. Y más profunda todavía está nuestra dimensión espiritual, el lugar donde esta nuestra mismidad, lo que hace que seamos quienes somos, donde se establece la relación con Dios, es aquí donde experimentamos nuestro anhelo de trascendencia y de encuentro con Dios. Cuando una está mal, las otras dos también se ven afectadas. Siendo las tres dimensiones muy importantes, la espiritual tiene una supremacía sobre las demás, pues el área donde nos relacionamos con el Señor y por ende encontramos la verdad acerca de quiénes somos en realidad, al saber quiénes somos desde la verdad, lo psicológico va a estar fundamentado desde lo esencial y no desde lo que creemos ser o lo que buscamos ser para ganar la aprobación de los demás. Estar en paz espiritualmente es la garantía para una verdadera salud mental, pero al mismo tiempo trabajar en el propio conocimiento personal de nuestros pensamientos, sentimientos, nos ayudará a tomar cada día más conciencia. Las tres dimensiones interactúan entre sí, lo cual significa que debemos fortalecerlas para poder lograr el equilibrio que tanto deseamos. Autor: Victoria Vásquez en Asociación Católica de Psicología

sábado, 7 de abril de 2012


Que en estas Pascuas de Resurrección Dios te colme de bendiciones en medio de la dicha o en medio del dolor.
Que el acompañe cada minuto de tu vida y te conduzca con Su Espíritu de Resucitado.
Que no permita que te alejes de Su Amor, de Su Abrazo, de Su Misericordia.
Y que guie tus pasos, en los mejores y peores momentos y hasta el último momento de tu vida El sea tu fortaleza y la razón de tu vida.




Muchas bendiciones!


Alberto

The Passion of the Christ - Crucifixion & Resurrection

viernes, 3 de febrero de 2012

Una Plegaria por la Luz


¡Te necesito a Ti, sólo a Ti!

Deja que lo repita sin cansarse mi corazón.
Los demás deseos que día y noche me embargan son falsos y vanos hasta sus entrañas.
Como la noche esconde en su oscuridad la súplica de la luz, así en la oscuridad de mi inconsciencia resuena este grito:

¡Te necesito a Ti, sólo a Ti!

Como la tormenta está buscando la paz cuando golpea la paz con su poderío, así mi rebelión golpea tu amor y grita: ¡Te necesito a Ti, sólo a Ti!

Rabindranath Tagore

lunes, 16 de enero de 2012

"El despertar de la Sexualidad y la vida cristiana"



El año pasado tuve la oportunidad de acercarme a un grupo de jóvenes de una parroquia de zona sur.
Quien lideraba esas reuniones un joven fraile franciscano, me solicitó que visitara el grupo para brindarles una charla sobre sexualidad.
Los elementos que transmito a continuación forman parte de una introducción al tema que desplegué en aquella oportunidad.

Lic. Alberto Sánchez

Primera parte: Sexualidad y Genitalidad

Psicología y sexualidad se relacionan porque la sexualidad es una función vital en el ser humano que influye poderosamente en la conducta y la manera especifica de relacionarse con el otro. Es un impulso instintivo que recorre en su desarrollo distintas etapas con características definibles y es condicionada por el entorno sociocultural que contiene al sujeto.

La sexualidad como factor constitutivo

La sexualidad influye sobre procesos fisiológicos y psicológicos, pero ante todo es la expresión de una necesidad de comunicación física que excede ampliamente el aspecto genital de la sexualidad.
Al pensar en psicología y sexualidad, es fundamental tener en claro la diferencia entre sexualidad y genitalidad. La genitalidad se expresa en la pubertad y en la adolescencia. Esta etapa del desarrollo humano se encuentra al servicio de la reproducción. La sexualidad en cambio es un concepto mucho más amplio que incluye a la genitalidad. Confundir sexualidad y genitalidad es dejar de lado el componente afectivo, factor que determina la calidad de la relación con el otro.

La amplitud del término sexualidad incluye a la genitalidad

Sexualidad y genitalidad no son lo mismo como se mencionó, pero sin embargo se entrelazan en una dimensión vincular donde la relación es la función básica de la sexualidad requiere y exige, no solo el deseo sino la apertura y la atención hacia el otro a través del afecto la comunicación y la duración de un vinculo más allá de la etapa del enamoramiento adolescente.
La sexualidad humana no se reduce al encuentro entre hombre y mujer, es por esto que sexualidad y genitalidad no son equiparables. Fue Sigmund Freud quien realizo esta diferenciación básica. Psicología y sexualidad se relacionan en la clasificación de la sexualidad de acuerdo al tipo de conducta que genera y lleva a ejercer la sexualidad. Freud no solo teorizo sobre la sexualidad del adulto, sino que desarrollo el concepto de sexualidad infantil y sexualidad perversa.
Este desarrollo teórico puntualizo la existencia de sujetos cuyas prácticas sexuales se apartan, o al menos no incluyen, la posibilidad del coito y de la reproducción, como “los niños y los perversos” señalaba Freud. Entonces desde una perspectiva más abarcadora y completa de nuevo nos encontramos con la revelación de que sexualidad y genitalidad no son sinónimos.
La genitalidad hace referencia al aspecto más corporal de la sexualidad, centrándose en los genitales (masculinos y femeninos). Es un concepto parcial del sexo del individuo y de su conducta sexual, reduciendo ambos conceptos al aspecto anatómico fisiológico de los órganos genitales o reproductores, entendiendo principalmente: el pene en el varón y la vagina en la mujer.
Actualmente el concepto de sexualidad engloba el de genitalidad, ya que contempla otros aspectos definitorios de la vida sexual como son elementos culturales, emocionales, sociales, hormonales, etc.
A lo largo de la historia de la sexualidad encontramos momentos en los que el sexo se expresaba y se enmarcaba estrictamente en la genitalidad, es decir, en lo físico. La relación sexual se limitaba casi exclusivamente al coito. Sin embargo, hoy día, este concepto ha evolucionado, hasta el punto en el que se entiende que una mirada, un gesto, una caricia, un susurro, pueden considerarse como componentes sexuales, que cumplen el objetivo principal del sexo: el placer.
Como se ha dicho, la genitalidad es el aspecto corporal de la sexualidad. Es la estructura genital del ser humano, como hombre y como mujer. Está conformada entonces, por los órganos reproductores masculinos y femeninos.
La sexualidad es, pues, una característica esencial y básica de la persona humana. Toda ella tendrá la marca de la masculinidad o de la feminidad:
La sexualidad influye sobre procesos fisiológicos y psicológicos, pero ante todo es la expresión de una necesidad de comunicación física que excede ampliamente el aspecto genital de la sexualidad.